Comparador de seguros | Tarify


¡Gira el móvil!
tarify.es se ve mejor en Portrait

Seguros


Las mejores condiciones en tu seguro a solo un clic

Logo seguros de salud SEGUROS DE SALUD
SEGUROS DE SALUD Logo seguros de salud

Seguros Tarify

En Tarify, encontramos el seguro que más se adapte a tus necesidades al mejor precio. ¿Cómo? De la mejor manera posible: comparando. A nuestros comparadores de internet y telefonía y de energía se une ahora nuestro comparador de seguros.

Aquí tienes una manera cómoda y eficaz de conseguir una póliza que garantice tu bienestar y el de los tuyos sin pagar de más. Es fácil, entra y compara. A simple vista, encontrarás todas las alternativas que el mercado pone a tu disposición. Así, podrás elegir con conocimiento de causa cuál es el seguro más adecuado para ti.

A continuación, encontrarás información de interés sobre el mundo de los seguros y las aseguradoras.


Qué es una correduría de seguros

Una correduría de seguros es una figura experta e independiente que ejerce de intermediaria entre una compañía aseguradora y un cliente (el asegurado o futuro asegurado).

La correduría de seguros no trabaja para una sola compañía. Su labor consiste en buscar, de manera imparcial, la mejor alternativa para cada caso concreto entre todas las opciones que ofrece el mercado. Es decir, que se priorizan las necesidades específicas de cada cliente.

Además, la correduría representa al cliente frente a la aseguradora. Así, lleva a cabo todas las gestiones relacionadas con la póliza. Éstas pueden darse en el momento de la contratación, si se produce un siniestro o si la persona en cuestión quiere cambiar de compañía porque no se encuentra a gusto con la actual.

Para trabajar como corredor o corredora de seguros es preciso tener una formación específica, el título de Mediador de Seguros nivel 1. Hablamos de una profesión regulada por la Ley 26/2006, de 17 de julio, de mediación de seguros y reaseguros privados.

Qué es el Consorcio de Seguros

El Consorcio de Seguros o Consorcio de Compensación de Seguros es, básicamente, la entidad a la que has de recurrir si has sido víctima de un fenómeno natural, uno de repercusión política o social, si tu coche ha sido dañado por un vehículo no identificado, no asegurado o robado o si tu aseguradora entra en concurso de acreedores.

De este modo, se trata de un organismo público que depende del Ministerio de Economía que nace para cubrir siniestros extraordinarios. Distinguimos tres tipos de siniestros: los ocasionados por fenómenos naturales, los derivados de acciones de repercusión social o política y los relacionados con automóviles.

Partimos de inundaciones, terremotos y otros fenómenos medioambientales hasta los de repercusión política o social, como por ejemplo, un atentado terrorista. En ambos casos hay una condición: que las personas que quieran recibir la indemnización cuenten con un seguro que las cubra a ellas mismas o a los bienes que han resultado afectados por el siniestro.

Por ejemplo, si ha habido un terremoto, tu casa se ha visto afectada y tu seguro del hogar no se hace responsable, el Consorcio de Seguros será la entidad a la que deberás recurrir.

Cómo decíamos, también hay una sección de la organización dedicada a automóviles. Por un lado, el Consorcio de Seguros se responsabiliza de la garantía obligatoria de los coches que ninguna aseguradora quiera asumir. Por otro, cubre los daños que hayan sido producidos por vehículos desconocidos, robados o carentes de seguro.

Además de esto, el Consorcio protege a las personas aseguradas o beneficiarias de un seguro en el caso de que su compañía entre en concurso de acreedores o en liquidación encomendada al Consorcio.

En todos los casos, el siniestro ha de haber ocurrido en España o debe afectar a personas que residan en España.

Qué son los seguros sociales

Los seguros sociales son las contribuciones que hacen las empresas y los trabajadores por cuenta ajena o autónomos a la Tesorería de la Seguridad Social. Este dinero se utiliza después para pagar las bajas por enfermedad, paternidad o maternidad, los accidentes laborales, el paro, la formación profesional, etcétera.

No todos pagamos lo mismo por los seguros sociales. Las empresas contribuyen en un porcentaje mayor que los trabajadores y, además, la cantidad que cotiza cada persona también difiere. Para hacer el cálculo, se tiene en cuenta desde la base de cotización hasta el sector al que pertenezca o el tipo de convenio.

De media, en España una persona abona entre el 6 y el 7% de su salario a la Seguridad Social en concepto de seguros sociales. Eso se destina a contingencias comunes, desempleo y formación.

Las cotizaciones a la Seguridad Social se realizan de manera mensual y a mes vencido. Por ejemplo, en el mes de noviembre tendrás que pagar los seguros sociales correspondientes al mes de octubre; en el mes de diciembre, los del mes de noviembre… y así con el resto de meses.

Si trabajas por cuenta ajena, no debes darle muchas vueltas. Tu empresa retendrá la cantidad que te corresponda abonar de cada una de tus nóminas. Si eres autónomo o autónoma debes prestar atención a las fechas de pago:

  • Si lo realizas por domiciliación bancaria, tienes hasta el día 20 del mes para hacer el abono correspondiente.
  • Si lo haces por transferencia bancaria, tienes hasta el último día del mes.